martes, febrero 15, 2011

La performance del Anti-San Valentín organizado por Eloy Fernández Porta en el CCCB ha sido una oportunidad para que unos cuantos encontráramos un espacio común donde vernos las caras. Memorables Sebastià Jovani, Gabriela Wiener y Jaime Rodríguez, Robert Juan Cantavella, Anamor y el mismo Eloy. Aquí os dejo mi aportación. Mi versión del clásico de Sam Cooke.



¡QUÉ BELLO SERÍA ESTE MUNDO!

No sé mucho de amores

No sé mucho de instintos reprimidos

No sé mucho de sentimientos soterrados

No recuerdo el primer beso

Pero sé que dos y dos son cuatro

Y que si el Estado controlara el Capital

¡Qué bello sería este mundo!

No sé mucho de psicoanálisis

No soy de dar consejos

No sé nada de inteligencia emocional

No recuerdo por qué lloré la última vez

Pero sé que dos y dos son cuatro

Y que si se disolviera el Congreso y el Estado pasara a ser un órgano de gestión pura dirigido por un senado territorial

¡Qué bello sería este mundo!

No es que pretenda ser un amante perfecto

Pero lo voy a intentar

Si con eso, pitichurri, consigo que no votes nunca más.

No sé mucho de historias de amor

No sé nada del punto G

No he leído la biografía de Jacqueline Onassis

No recuerdo nada del inglés que estudié

Amor…

Punto G…

Onassis…

Inglés…

Yeah!

Pero sé que dos y dos son cuatro

Y que si, en todo caso, mandamos las instituciones a la mierda y construimos un sistema asambleario

Este mundo sería normal.


No hay comentarios: