miércoles, noviembre 26, 2008

¡ALELUYA!


No todo son malas noticias en este país, y es que por fin se ha editado en DVD una de mis películas-fetiche: Lo importante es amar de Andrej Zulawski. La encontraréis en una nueva colección llamada Screen Icons y dedicada en este caso a Romy Schneider, esplendorosa protagonista de la cinta en cuestión. Le acompañan en esta aventura de terror sentimental Fabio Testi, Jacques Dutronc y Klaus Kinski.

lunes, noviembre 17, 2008



Y yo me quejaba del trato a Woody Allen... 15 millones de euros a Garci, 18,5 millones de euros a Barceló. La mascletá.

En fin, se acabó, incluso esto se acabó, porque a partir de ahora tendremos que lidiar con una política cultural que no sólo reconocerá a los artistas en vida, sino que encima premiará con presupuestos exagerados unas obras destinadas a pasar a la historia antes de pasar por obras.

Botticelli, Bach, Van Gogh, Munch, etc, pasan por ser los artistas principales de nuestra cultura occidental según la preferencia del merchandising, y ninguno de ellos fue reconocido en vida. Ante esa "injusticia", la nueva política cultural se apresura en reconocer en vida a los artistas más destacados del momento para que nunca más se les pueda echar en cara a los políticos el no haber estado al día en cuestiones artísticas.

Esto se acabó, amigos, o no existimos o nos dan 15 millones de euros. Pues prefiero no pasar a la historia como un comprao, un neneta, un mimao, porque si hay algo peor que ser un lameculos es ser un flambeao, porque mientras Moratinos hace malabares para justificarse, miles de trabajadores españoles van a perder el trabajo porque sus señoritos ganan menos que hace dos años, y ya no pueden pagarse la piscina de su cuarta residencia. Y la solución es darle dinero público a los banqueros.

Bravo por la bohemia negra, que nos hace mágicos, y a la porra el socialismo tópico.



Publica el ABC:

Vamos descubriendo con Barceló los infinitos puntos de vista de su cúpula. Para él, «es una nave espacial (Naciones Unidas tiene algo de ciencia-ficción; es más un deseo que una realidad), de un ovni dentro de un ovni». Cierto. También la arquitectura del edificio le recuerda a las primeras películas de James Bond. Su obra tiene un aire setentero. Junto a las estalactitas, una lluvia de meteoritos parece haberse estrellado sobre la cúpula. Y hay agujeros negros. Para lograrlo necesitó mucho esfuerzo e ingenio: eliminó la antigua bóveda de yeso, creó una estructura de aluminio y nido de abeja que soporta hoy más de 20.000 kilos de pintura (utilizó 35.000, pero parte cayó al suelo), se aventuró con materiales nuevos como el nepóxido para que las estalactitas no se rompieran, creó simulaciones digitales, utilizó grandes tamponadoras, un camión compresor...


Y explica El País:

El medio millón de euros del Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) que se ha destinado para financiar parte de la obra que Miquel Barceló ha hecho en la cúpula de la Sala XX del Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra "no se ha computado" como Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), aseguraron ayer a Europa Press fuentes de la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional.
A pesar de su nombre, no todo lo que se carga al FAD es AOD. Las fuentes subrayaron que todas las acciones del Gobierno en materia de AOD se remiten cada año al Comité de Ayuda al Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para su "control" y "ratificación". Es decir, que sólo se computa como AOD lo que la OCDE permite contabilizar como tal.
Pese a estas explicaciones oficiales, el embajador español ante la sede europea de la ONU, Javier Garrigues, ha recordado hoy que, según el artículo 68 de la ley 42/2006 del 28 de diciembre, la financiación de la Sala de Derechos Humanos y de la Alianza de las Civilizaciones -como se denominará la Sala XX del Palacio de la ONU- "cae bajo la categoría de ayuda al desarrollo".
"No es cuestionable que se hayan utilizado una partida de FAD, pues todo lo que está relacionado con derechos humanos es ayuda al desarrollo, y en ese sentido, lo que se hace en Ginebra en el marco de la ONU es el mejor ejemplo de ese multilateralismo eficaz", dijo el embajador.

Pues vale, "multilateralismo eficaz", todo es de color... todo es de color... todo es de color... todo es de color... y el estucado también.
Ojalá se caiga un chuzo y le parta la cabeza a algún hijoputa de turno (frase bloguera).

Bravo por la música, que nos hace mágicos
Bravo por tener la comunicación
Bravo por los súbditos,
bravo por sus árbitros
Bravo por los críticos de una canción
Bravo por la música, que nos hace mágicos
Bravo por la gente que está en conexión






viernes, noviembre 07, 2008

YES, WE cCAIN


Hasta los mismíssssssimos de todas las gilipolleces que se están diciendo sobre el Gran Salvador. Prou, companys. Las cositas en su sitio pequeñito.
Para empezar, un gran porcentaje de la gente que ha votado a Obama hoy votó a Bush hace cuatro años. Es más, lo reeligió. Que ya tiene bemoles la cosa, reelegir a semejantes subnormales (sí, en plural, W. Bush era un pelele de la administración Rumsfeld-Cheney-Pearl, etc). No vengamos con tonterías cuando es el propio pueblo el que vota: ¿Os creíais que la democracia es la defensa de unos valores universales? Pues no, es la voluntad de una mayoría. Nada más. Y esta voluntad es siempre relativa a ciclos ideológicos. Si tan demócratas sois, ¿A quién votasteis en el 2000?
Si no lo asesinan en cuestión de unos meses, a Obama le queda iniciar un programa de retirada del ejército norteamericano de Iraq, (aunque eso no signifique hacer lo propio en Afganistán, claro, eso viene amparado por la ONU, shhhhtthhhssshhtt!) y aunque las empresas contratadas por el congreso de EEUU sigan ahí. Le queda hacer el paripé en las próximas cumbres Israel-Palestina, y le queda recuperar la economía de los EEUU, que es como querer demostrar que tu abuela hacía los mejores muffins de Honolulu. Cualquier medida que lleve a cabo él o McCain hubiera sido más acertada en este aspecto. Aquí no hay ideología que valga, sino sentido común.
Pero ahí estaba el tema de su negritud. Todo el mundo habla del hecho de ser el primer presidente negro de los EEUU. Ah, ¿es que eso importa? ¿Y si se hubiera presentado Condolezza Rice en el bando republicano? Su negritud importa en el simple hecho en que no ha convertido su color de piel en el argumento principal de su campaña, y eso, en mi opinión, me parece inteligente, porque a estas alturas sería un paso atrás.
Lo verdaderamente exótico de Obama no es que sea mulato, sino que sea hawaiano y de padre musulmán polígamo. En esto sí que se diferencia de los demás presidentes.
Por lo demás, si no le encuentran una amante becaria o algún caso de malversación de fondos, le quedan cuatro años de hacer el kumbayá por las cumbres internacionales y el lutherking en su propia casa, con resultados que, ya lo sabemos, serán hilarantes cuando no decididamente ridículos.
McCain tenía un discurso fascista, pero Obama, y esto quizás es lo más relevante, va a tener que desmantelar todo un programa ofensivo hacia Rusia, Irán, Siria y Corea del Norte. Que los Orichas le amparen. Mejor será que deje de escuchar el Blue Train de John Coltrane y empiece a escuchar a Fela Kuti.
¡Larga vida tenga yo, y ayunen los gusanos!